Hordas de monstruos inundaron The Strad Club el pasado 31 de Octubre.
Halloween nunca fue tan terrorífico como en nuestro concurso de disfraces. Mientras los chupitos y cocteles más “tóxicos” y “sangrientos” como el blodylicius y el infected. daban “muerte” a la noche, los personajes más oscuros y escalofriantes como vampiros, momias y zombies bailaban e intentaban convencer a los jueces para llevarse el premio de 100€ a… “La criatura más terrorífica de la noche”.

The Strad Club se encontraba perfectamente ambientado ordenado y limpio para la ocasión. Habíamos preparado los mejores platos, bebidas, listas musicales… Pero fue entrar la noche y todo se fue al traste. Los monstruos dominaban la pista, y hacían de Strad Club el lugar más aterrador de la tierra.
Sangre por las paredes, dianas y bebidas, arañas venenosas recorriendo el local, siluetas de muertes en el suelo…

La noche cada vez iba a peor, pero…
¡¿Cómo se resistió?!
Cuentan las historias que la viuda negra vigilaba en las tinieblas y gracias a ella el pánico no reinó en el club.